LOCALES > 26/06/2012
Masa Crítica: una revolución en bicicletas que recorre las calles
Son personas de todas las edades que celebran el ciclismo con paseos al aire libre. En julio cumplen un año en la ciudad.

Una vez al mes un grupo cada vez más grande de ciclistas se reúnen en un punto específico de la ciudad e inician un paseo que recorre las calles. Se denominan la Masa Crítica y forman parte de un movimiento mundial que busca generar conciencia sobre la necesidad de disminuir la presencia de vehículos motorizados en el tránsito.

Según reflejaron en la página de la comunidad en Facebook "no se trata de una organización. Es más bien una coincidencia, es un movimiento de bicicletas en las calles, un paseo mensual para celebrar el ciclismo y para afirmar los derechos del ciclista".

El grupo sostiene que los vehículos motorizados generan molestias porque son ruidosos, contaminan el ambiente, generan problemas en el tránsito y son inseguros por la gran cantidad de siniestros viales que se producen a diario. Es entonces por esta determinada cantidad de razones que decidieron unirse en busca de una auténtica revolución en el modo de pensar de la población.
El conjunto, similar a los de otras ciudades del país, aunque más joven en cuanto a tiempo de haber sido creado, está conformado por personas de todas las edades. De hecho hay chicos que van con sus padres y los paseos que se realizan, generalmente un sábado de cada mes, casi siempre inician en el parque Mitre.

Cabe mencionar que hace unos días, durante el primer fin de semana de mayo, los "masacríticos" correntinos contaron con la visita de sus pares de la ciudad de Resistencia. Estos últimos cruzaron el puente General Manuel Belgrano uniendo ambos cascos céntricos con la iniciativa.

NO SÓLO EN BICI

El movimiento cumple un año el mes próximo y organizan un nuevo paseo que será dado a conocer a través del grupo creado en facebook. Sin embargo, Facundo Martín, uno de los organizadores, manifestó hace un tiempo que se trata de una actividad a la que muchas personas se suman por contagio. Es decir, que la difusión del boca a boca es muy importante a la hora de promocionar los paseos.

"A menudo los participantes disfrutan mucho los recorridos y deciden encontrarse nuevamente en el mismo lugar y a la misma hora el mes siguiente, e invitar a sus amigos ciclistas a compartir el siguiente paseo", manifestaron a través de la red social.

Si bien el lema es el de usar la bici todos los días, pero celebrarlo una vez al mes no es un requerimiento vital, lo único que no aceptan son vehículos motorizados. "Cada uno puede acompañarnos en patines, skates, rollers, o incluso trotando porque no vamos rápido, la idea es hacer un paseo y disfrutarlo", sostienen al respecto.

La propuesta es abierta y cada uno puede formar parte por los motivos más diversos. "Ya sea porque te guste andar en bici, para disfrutar de un buen momento con amigos, para conocer nuevas personas, para generar conciencia ecológica, por hacer actividad física, etc., etc. No hace falta un por qué, la idea es hacerlo y formar parte de la revolución en dos ruedas", manifestaron.

Nada detiene a este movimiento que va sumando seguidores. En el último recorrido realizado durante la semana pasada, salieron igual a pesar de la llovizna. Y ahora, hay que estar atentos a los próximos días antes de que se lance la próxima convocatoria para los amantes de esta sana alternativa de paseos al aire libre.

Un poco de historia

La denominación Masa Crítica proviene del concepto sociológico homónimo que hace referencia al número de individuos involucrados en un fenómeno a partir del cual éste adquiere una dinámica propia que le permite sostenerse y crecer por sí mismo. George Bliss, un diseñador estadounidense de vehículos de tracción humana, mostró como en los cruces sin semáforos los ciclistas se van acumulando hasta llegar a un número tal que les permite cruzar sin riesgo. El fenómeno fue dado a conocer en el documental La devolución del bochorno (1992) del director y ciclista Ted White.

Las primeras celebraciones de la Masa Crítica tuvieron lugar en San Francisco (Estados Unidos) en 1992. En un primer momento acudieron tan sólo 58 personas, pero en menos de un año ya eran unos 500. En origen se llamaron "coágulo de viaje", pero enseguida se cambió el nombre al actual. Posteriormente, el movimiento comenzó a extenderse por el resto del país y del mundo.

El término está relacionado con teorías sociales que dicen que una revolución social es factible cuando se alcanza una cierta cantidad, una "masa crítica", de apoyo popular. En el país el movimiento tiene puntos en las ciudades de Buenos Aires, Córdoba, Cosquín, La Plata, Mar del Plata, Mendoza, Pinamar, Posadas, Resistencia, Rosario, San Miguel, además de Corrientes.


El Libertador

Buscar